abril 28, 2013

La Imaginación Desencadenada

Entre un simple deseo, un audaz pensamiento y un terco sentimiento, y en medio de la faz que se crea entre la existencia y la vida, pude observar lo que hay más allá de la simple realidad que me rodea. Veía a mis sueños cobrar vida y escabullirse entre mis manos, como si mil puertas se abrieran a mí alrededor y les entregaran la libertad que por tanto tiempo habían anhelado. Me sentía confuso y privilegiado, era como si pudiera volar pero sin tener necesidad de hacerlo, era como si la esencia y el matiz de todas las cosas se desvanecieran con el solo hecho de mi presencia. La aventura más grande se hacía insignificante ante este sublime momento. Era mi imaginación quien súbitamente cobraba vida, la infinidad del poder creador que estallaba en una explosión devastadora, desencadenando un instante de incomparable magia donde finalmente pude escribir, sin necesidad de utilizar mis manos, sin necesidad de mover mis labios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario